México desarrolla cemento amigable con el medio ambiente

El cemento es el segundo producto más empleado en el mundo después del agua, cerca de 2,5 mil millones de toneladas de cemento se producen en todo el mundo cada año, esto es debido al gran desarrollo de las zonas urbana, pero este material no es amigable con el medio ambiente y su uso masivo resulta en un gran daño al medio ambiente, sin embargo es un material necesario en el mundo actual por lo que se han estado buscando alternativas de cemento que sean más ecológicas.


Aquí en México científicos del CINVESTAV han desarrollado un cemento “verde” que promete reducir en gran medida la contaminación que provoca este producto altamente consumido.
Científicos del Cinvestav dirigidos por José Iván Escalante García, han desarrollado un cemento basado en geopolímeros, su principal ventaja es la reducción de emisiones de CO2 durante su proceso de producción ya que requiere mucho menos combustible en el proceso de fabricación además es más durable y resistente que el cemento normal.

La elaboración del cemento común produce una gran cantidad de CO2, por el uso de combustibles para calentar la piedra caliza hasta una temperatura de 1450 grados centígrados para obtener la cal, y por la descarbonatación de la caliza.

Sin embargo, esta variante de cemento que se basa geopolímeros no emplea carbonato de calcio en su elaboración y se pueden fabricar en la mitad de la temperatura (750 grados centígrados) y los subproductos del proceso de fabricación pueden ser incorporados nuevamente a la producción de este cemento, también se puede incorporar en su elaboración desechos industriales como cenizas de plantas termoeléctricas, escorias metalúrgicas y otras materia primas que no requieren procesamiento térmico alguno, lo que reduce hasta en un 80 % las emisiones ambientales implicadas en su desarrollo. Además, este nuevo cemento aparte de ser ecológico también es más barato ya que su costo de producción puede ser un 50% menor a la del cemento común.

Por ahora los científicos pretenden pasar del laboratorio a las pruebas de campo donde esperan obtener mejores resultados a los experimentales, esperemos que tengan mayor apoyo para lograr tener lo más pronto posible este producto en el mercado, ya que teniendo en cuenta la espiral de la industrialización y la urbanización en el mundo, este nuevo cemento amigable con el medio ambiente es lo que necesitamos ahora.

0 personas comentaron:

Publicar un comentario en la entrada