Piscinas de plastico para tu bebe - cosas que debes saber

En el verano simplemente te dan ganas de estar afuera por siempre y disfrutar de todos los placeres de un verano caluroso que el tiempo provee. Si quieres tener el mejor tiempo con tu familia, debes también pensar para que los bebés puedan divertirse también en un ambiente sano y seguro. 


Las piscinas de plástico para bebés son ideales para que los niños puedan jugar seguros mientras tú puedes descansar relajadamente con un refresco en la mano. Aquí hay un vistazo general de los tipos de piscinas que puedes elegir y algunos consejos de cómo elegir la mejor piscina de plástico para bebés.

Las piscinas de plástico pueden ser categorizadas de dos maneras dependiendo el tipo de material del cual estén hechas. Las piscinas de plástico duro para bebés son perfectas para el patio o jardín. Son fáciles para armar e instalar a pesar de su tamaño y la profundidad que tienen. También son durables y difíciles de dañar.

Este modelo de piscina va a envejecer eventualmente, pero puede durar una buena cantidad de años. No requiere mantenimiento en particular, pero puede ser un poco difícil para reparar. 

La ventaja principal de las piscinas de plástico inflables es que son fáciles de deponer y demontar también, lo que las hacen no sólo perfectas para la casa sino que también para los viajes familiares.

Ocupan un pequeño espacio cuando son desinfladas, así puedes llevar la piscina para bebés en una bolsa y literalmente llevarla contigo a donde sea. El problema de este tipo de piscinas es que se dañan más fácilmente. Sin embargo, también son fáciles de reparar en caso de daños – simplemente pega una extra pieza de plástico proveniente del fabricante y acorde a las instrucciones y la piscina ya puede ser puesta en funcionamiento de nuevo.

El tamaño de la piscina plástica depende de ti. Lo más importante es medir el espacio exacto disponible en tu jardín o patio si estás pensando en instalarla allí. Usualmente las más potables son pequeñas y baratas y en las que solamente un bebé o dos pueden nadar al mismo tiempo. 

Las piscinas de plástico más débiles y las de plástico duro son las que más abundan en el mercado. La profundidad de la piscina también es muy importante, así que verifica cuidadosamente que sea apropiada para la edad de tu bebé. Las piscinas para los más pequeños de 1 a 3 años son muy poco profundas así el bebé puede disfrutar tranquilamente el agua. Las más profundas son geniales también pero siempre debes estar supervisando cuando los niños jueguen en ella.


Las piscinas de plástico para bebés son un gran entretenimiento para los más pequeños. Simplemente debes asegurarte que tu piscina esté limpia y con un nivel de agua tibia apropiada  para proveer máxima diversión!


0 personas comentaron:

Publicar un comentario