arquitectura sismo resistente

Los movimientos sísmicos son terremotos que causan grandes daños a las estructuras. Tras la destrucción de muchos, varios europeos en el siglo XVIII,  comenzarn a trabajar en formas para evitar estas catástrofes. A consecuencia de esto surgieron las bases para la creación de la Arquitectura antisísmica, que consistía en hacer los edificios lo bastantes resistentes como para soportar grandes movimientos sísmicos, sin que se afecte su estructura ni lleguen a colapsar. Disposiciones urbanísticas y normas constructivas fueron algunas de las primeras teorías de la arquitectura antisísmica.



Consecuencia de esto surgieron las  edificaciones sismo resistente que tienen como cualidades:
-Un diseño y forma de  construcción adecuadas 
-Componentes de dimensiones apropiadas
-Materiales con una proporción y resistencia suficientes para soportar la acción de fuerzas causadas por sismos frecuentes. 

 Para tener una casa sismo resistente se deben cumplir unas condiciones en cuanto a la colocación de los muros, el grueso de las paredes, si van a ser cargueros, o si son divisorios, la forma de colocar las vigas de amarre, las cintas de culata y cómo lograr la continuidad que estos elementos deben tener al momento de construir para que actúen adecuadamente durante un sismo.

Sin embargo, la sismo resistencia es una propiedad o capacidad que se le provee a la edificación con el fin de proteger la vida y los bienes de las personas que la ocupan. Aunque se presenten daños, en el caso de un sismo muy fuerte, una edificación sismo resistente no colapsará y contribuirá a que no haya pérdida de vidas ni pérdida total de la propiedad. 

Por el contrario una edificación no sismo resistente es vulnerable o predispuesta a dañarse en forma grave o a colapsar fácilmente en caso de terremoto.
Un elemento muy importante en la sismo resistencia son los materiales, es necesario que haya uniformidad en la estructura para que se desempeñen funciones similares en la edificación, dentro de la continuidad en la construcción se recomienda que los ejes de los muros sean colineales.

Existen una serie de normativas para las edificaciones antisísmicas para las regiones mas vulnerables en cuanto a terremotos se refiere. Algunas de estas son: Relaciones precisas entre planta y alzado, materiales de menor peso a medida que se aumenta la altura, estructura simétrica y presentar la menor cantidad posible de protuberancias, realizarse los debidos cálculos para crear cubiertas y pavimentos horizontales, emplearse materiales de construcción y módulos base de la estructura que hayan superado pruebas de resistencia a las fuerzas de tracción y compresión, como el cemento armado y el acero. En cuanto al emplazamiento, el suelo debe ser solido y estable, nunca deberá construirse en una zona inestable o pantanosa.


                                           Manual Bambú